TRATAMIENTOS / OFTALMOLOGÍA

OBSTRUCCIÓN DE LA VÍA LAGRIMAL

REALIZA TU CONSULTA

Los síntomas de lagrimeo o conjuntivitis de repetición, en ocasiones están asociados a la obstrucción de la vía lagrimal.

Si esto ocurre y no se trata, puede evolucionar a dacriocistitis o abscesos en la zona del lagrimal.

Síntomas de la obstrucción lagrimal

  • Lagrimeo continúo y molesto, que empeora cuando el aire o el viento incide directo en la cara.
  • Secreciones o infecciones en el lagrimal.
  • Conjuntivitis de repetición.
  • Protuberancia o abultamiento en el saco lagrimal (entre la nariz y el canto interno del ojo).
  • Visión borrosa, sensación de ojo húmedo.
  • Inflamación de la piel del párpado por el lagrimeo constante.
Vía lagrimal

TRATAMIENTO OFRECIDO EN NUESTRA CLÍNICA

  • En los casos más leves se puede hacer un tratamiento médico en consulta.
  • Cuando la obstrucción lagrimal requiera cirugía, se realizaría de forma ambulatoria, con anestesia local. La cirugía consiste en hacer un nuevo camino para la lágrima, así evitaremos la epifora o lagrimeo.
  • En algunos pacientes se puede hacer por vía endoscópica, sin cicatrices; aunque si se hace de forma convencional, la cicatriz resultante será inapreciable al cabo de un mes.
  • En cualquier caso, la intervención suele durar unos 30 minutos y puede hacerse con anestesia local y sedación o anestesia general dependiendo del caso. Cualquier técnica se puede hacer de forma ambulatoria y permite la incorporación a la vida laboral activa de forma precoz.

  • PREVENCIÓN: es importante hacer un correcto diagnóstico para evitar las infecciones de repetición y la necesidad de tomar los antibióticos de forma crónica.

Contacta con nosotros

    (*) Acepto la Política de Privacidad y Protección de Datos que he podido leer aquí

    TU CLÍNICA EN TENERIFE
    En la Clínica Medina ponemos a tu disposición tratamientos especializados en oftalmología y medicina estética facial.
    Contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.
    PIDE UNA CITA