El peeling facial es un tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo en el que se eliminan las capas más superficiales, dañadas de la piel. Aporta beneficios al cutis y mejora las manchas, las arrugas y el acné.

Te detallamos todo lo que debes saber sobre los peelings faciales a continuación.

¿Qué es un peeling facial?

Nuestra piel se regenera de manera natural, pero con la edad las células encargadas de esta renovación se vuelven menos activas, por lo que este proceso se ralentiza. Con la finalidad de reparar el cutis tenemos los peelings faciales, una técnica de exfoliación profunda, mediante la cual se aplican sustancias físicas y químicas sobre el rostro para eliminar las células muertas.

Los peelings faciales médicos se realizan exclusivamente en clínicas médicas, previo estudio de la piel del paciente, y ofrecen resultados desde el primer día, gracias a sus compuestos con principios activos. Mejoran el aspecto de la piel, reparan los daños causados por el fotoenvejecimiento y atenúan las manchas cutáneas, logrando una piel más luminosa, rejuvenecida y con menos imperfecciones.

Además, también se consigue un rostro más hidratado, ya que se produce una estimulación de la generación de colágeno, activando al mismo tiempo la circulación sanguínea subcutánea.

¿Cuándo se recomienda un peeling facial?

No existe un tipo de piel idónea, los peelings faciales son recomendables en cualquier tipo de piel (incluso para las más sensibles), tanto para hombres como mujeres, a partir de los 20 años. No obstante, están especialmente indicados para tratar:

  • Manchas cutáneas
  • Cicatrices o hiperpigmentaciones
  • Pieles desvitalizadas
  • Pieles grasas con tendencia acnéica
  • Arrugas faciales por envejecimiento
  • Melasma
  • Queratosis y queratitis actínica

Tipos de peelings faciales

Para obtener mejores resultados, lo primero será realizar un diagnóstico personalizado para comprobar el estado de la piel e individualizar el tratamiento.

Dependiendo de lo que se quiera solucionar existen tres profundidades, según su grado de acción:

  • Superficiales: para tratamientos de higienes faciales, arrugas finas, cerrar poros o unificar el tono de la piel.
  • Medios: para combatir el envejecimiento solar y tratar arrugas medias y finas.
  • Profundos: para tratar manchas, todo tipo de arrugas, queratosis y flacidez.

Asimismo, el especialista podrá emplear diferentes tipos de ácidos, como el láctico, ácidos glicólicos, salicílico, etc., para conseguir una regeneración profunda de la piel.

Según la técnica utilizada se puede diferenciar entre:

  • Peeling químico: para lograr la descamación se aplican diversos tipos de ácidos, dependiendo de cuál sea el objetivo.

– El ácido glicólico o salicílico se puede aplicar para dar más luminosidad a la piel y reducir las impurezas en la epidermis. Mejora el acné.

– El ácido tricloroacético o tranexámico para casos de manchas, arrugas finas o medias y cicatrices de acné.

  • Peeling mecánico: esta técnica consiste en exfoliar el rostro mediante cepillos, lijas, rodillos o micropartículas.
  • Peeling físico: se utiliza un láser Co2 para suavizar las líneas de expresión de alrededor de los ojos, de la boca y, mejora en general, toda la piel del cutis. También con él se pueden eliminar manchas y cicatrices de poca profundidad.

Cuidados tras un peeling facial

Tras un peeling facial puede quedar la piel un poco enrojecida durante unas horas o varios días. Por tanto, debes seguir las siguientes recomendaciones los días posteriores:

  • Hidratar bien la piel.
  • Lavar el rostro con agua tibia, sin usar jabón.
  • Evitar el agua del mar o piscina.
  • No utilizar maquillaje ni productos químicos.
  • Beber mucha agua para mantener una buena hidratación.
  • Aplicarte diariamente un fotoprotector de máxima protección.
  • Evitar la exposición al sol durante un tiempo prolongado.

El peeling facial se puede realizar en cualquier época del año, aunque es aconsejable abstenerse en época veraniega, puesto que una de las contraindicaciones es la exposición directa al sol.

Por otra parte, si tienes algún evento, el peeling debe realizarse entre 7 y 10 días antes para que dé tiempo a que la piel se recupere por completo.

Número de sesiones necesarias de un peeling facial

El número de sesiones dependerá de la patología, del tipo de peeling y de las características de la piel de cada paciente.

Puede ser necesaria tan solo una sesión al año o precisar de 3 a 10 sesiones, si se desea tratar un problema concreto (cicatrices, manchas, arrugas, etc.).

 

Si deseas más información sobre los peelings faciales, ponte en contacto con nuestro equipo para analizar tu caso.

En la Clínica Medina en Tenerife contamos con los mejores profesionales de la Oftalmología y de la Medicina Estética facial, quienes te ofrecerán una atención personalizada y de calidad.

Más post que podrían interesarte

TU CLÍNICA EN TENERIFE
En la Clínica Medina ponemos a tu disposición tratamientos especializados en oftalmología y medicina estética facial.
Contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.
PIDE UNA CITA