En Clínica Medina nos preocupamos por incorporar los tratamientos más innovadores y seguros para proveer a nuestros pacientes de los mejores resultados. Por ese motivo, esta semana queremos presentarte nuestra nueva incorporación: el tratamiento IPL con la tecnología OptiLight.

OptiLight es una tecnología revolucionaria con aplicación tanto en oftalmología como en medicina estética. A continuación, te explicamos en qué consiste y cuáles son sus aplicaciones.

¿Qué es OptiLight?

Se trata de un tratamiento de IPL (luz intensa pulsada por sus siglas en inglés). OptiLight se basa en utilizar una luz precisa e intensa de alto espectro diseñada específicamente para tratar enfermedades oculares y ser utilizado en medicina estética. El lápiz OptiLight garantiza un control óptimo de la energía en tratamientos focalizados, dotando de una mayor precisión e higiene.

Cuenta con tecnología OPT (Optimal Pulse Technology) de Lumenis, que transforma el uso de la luz y permite un tratamiento dirigido, uniforme, preciso y controlado.

El tratamiento con OptiLight generalmente tiene una duración de 10 a 15 minutos y consta de 4 sesiones con un intervalo de dos a cuatro semanas entre sesiones. Es un tratamiento no invasivo, por lo que resulta indoloro para el paciente, tiene mínimos o nulos efectos secundarios y no es necesario un tiempo de recuperación tras las sesiones, podrás desarrollar tu día a día con normalidad.

OptiLight está solamente contraindicado cuando los pacientes sufran alguna de estas condiciones en el área en la que se va a desarrollar el tratamiento:

  • Antecedente de cáncer cutáneo en la zona del tratamiento
  • Lesiones precancerosas en la zona del tratamiento
  • Nevus displásicos
  • Infecciones no controladas o enfermedades inflamatorias activas en el área del tratamiento.
  • Herpes activo en la zona a tratar.
  • Tatuajes en la zona de tratamiento
  • Exposición al sol o bronceado artificial duranta las 3-4 semanas previas al tratamiento
  • Embarazo y lactancia

¿Qué aplicaciones tiene OptiLight en oftalmología?

La tecnología OptiLight es la IPL más moderna y eficaz para tratar diferentes enfermedades oculares. Esto es debido a que está especialmente diseñada para tratar zonas delicadas como el párpado superior o el borde palpebral.

A continuación, encontrarás una lista de los tratamientos oculares que pueden desarrollarse con este tipo de tecnología.

Ojo seco

Las lágrimas ayudan a mantener la superficie del ojo suave y lisa, por lo que la película lagrimal es de vital importancia para tener una buena visión. La película lagrimal está compuesta de tres capas:

  • Grasa: Suaviza la superficie de la lágrima y evita que las lágrimas se sequen rápidamente.
  • Acuosa: Tiene una función limpiadora, expulsando las partículas no pertenecientes al ojo.
  • Mucosa: Ayuda a esparcir la capa acuosa sobre la superficie del ojo, para mantenerlo húmedo.

Esta enfermedad consiste en la escasez de lágrimas y el deterioro de estas, produciéndose así una inflamación en la superficie del ojo. Esta suele afectar más a mujeres que a hombres, sobre todo en el periodo de la menopausia y posterior a ella. La enfermedad del ojo seco afecta a entre el 5% y el 50% de la población y puede llegar a repercutir en la visión y la calidad de vida del paciente. La enfermedad del ojo seco puede alterar la visión hasta un 40%.

OptiLight es la única IPL aprobada por la FDA para el tratamiento del ojo seco. El tratamiento ayuda a restaurar las glándulas de Meibomio y mejora su morfología y su funcionalidad. También mejora el tiempo de ruptura de las lágrimas, aumentando significativamente el tiempo de ruptura de estas y disminuyendo la osmolaridad.

Glaucoma

El glaucoma es un grupo de afecciones oculares que dañan el nervio óptico, cuya salud es vital para tener una buena vista. A menudo este daño está causado por una presión en el ojo más alta de lo normal. Puede ser una causa importante de ceguera para las personas mayores de 60 años, aunque puede producirse a cualquier edad, es más común en adultos mayores.

El Prof. José María Martínez de la Casa y su equipo ha demostrado en un estudio reciente  que el tratamiento de luz pulsada OptiLight en pacientes con glaucoma proporciona una mejoría sintomática, así como de parámetros objetivos, como la osmolaridad lagrimal. Además, OptiLight mejora el estado previo y posterior a las cirugías de glaucoma si fuese necesario una intervención quirúrgica.

Chalazión

El chalazión es una protuberancia o bulto benigno situado en el párpado que no produce dolor. Este aparece cuando se produce un bloqueo en el drenaje de las secreciones de las glándulas de Meibomio. En esos casos la secreción queda retenida en el interior, lo que hace aparecer este nódulo.

Habitualmente, el chalazión es indoloro, pero si su tamaño es especialmente grande puede resultar molesto. Además, el tamaño del chalazión puede ejercer presión sobre el ojo, afectando a la visión. Cuando este bulto se infecta e inflama hablamos de un orzuelo.

El estudio “Luz pulsada intensa combinada con expresión de las glándulas de Meibomio para el tratamiento del chalazión” puso de manifiesto que en tan solo tres sesiones con OptiLight los pacientes se benefician de una significativa reducción del tamaño del bulto, incluso llegando a desaparecer por completo, por lo que disminuye la cantidad de pacientes que necesitan de una intervención quirúrgica más agresiva.

Este tratamiento mostró un 96,15% de eficacia en el estudio y no se observaron efectos adversos, por lo que se podría considerar un buen tratamiento para chalaziones.

¿Qué aplicaciones tiene OptiLight en la medicina estética facial?

En medicina estética los tratamientos de luz pulsada intensa son utilizados para mejorar o rejuvenecer el aspecto de la piel de manera no intrusiva. Se consiguen unos resultados muy naturales, una piel revitalizada, con más luminosidad y un tono uniforme.

El IPL OptiLight está indicado para tratar rojeces de la piel, manchas, pequeños vasos sanguíneos y, además, tiene el beneficio de estimular la producción de colágeno. A continuación, encontrarás los casos en los que el tratamiento con OptiLight resulta más beneficioso:

Foto-rejuvenecimiento facial

El paso del tiempo y la exposición solar afecta a la piel, pudiendo desarrollar la aparición de manchas, áreas enrojecidas, arrugas o poros dilatados.

Para deshacerte de estas imperfecciones existen tratamientos, como el peeling, que tratan de manera independiente estas afecciones. Sin embargo, los tratamientos de IPL cuenta con una ventaja: su versatilidad.

En una misma sesión con OptiLight podrás tratar todas estas alteraciones y corregirlas de manera individualizada, consiguiendo el resultado deseado y mejorando la textura y la calidad de la piel.

Los resultados son visibles desde la primera sesión, aunque es recomendable acudir de 3 a 5 sesiones para conseguir un resultado óptimo. Se trata de un tratamiento eficaz y seguro que también resulta indoloro para el paciente, por lo que podrás desarrollar tu día a día con normalidad después de las sesiones.

Las técnicas de IPL son compatibles con otros tratamientos de medicina estética, como la radiofrecuencia o el ácido hialurónico (aunque no se recomienda realizarlo conjuntamente o en un espacio corto de tiempo). Lo único que deberás tener en cuenta es que tras realizar un tratamiento con OptiLight para el rejuvenecimiento facial es que no debes exponerte a la radiación solar durante 3-6 semanas, o en su defecto, utilizar protector solar de alta protección.

Tratamiento de manchas faciales, en escote, cuello y manos

Actualmente, el tratamiento IPL con OptiLight es el tratamiento más eficaz para combatir y eliminar las manchas faciales, en escote, cuello y manos. Esto es debido a que calienta de manera selectiva las manchas afectando mínimamente los tejidos circundantes. Por lo que es el tratamiento más preciso y seguro.

Es un tratamiento no invasivo e indoloro y, aunque los resultados son visibles tras la primera sesión, el número de sesiones será indicado por el especialista de medicina estética, según el caso del paciente.

Las mejoras se perciben de manera progresiva. En primer lugar, desaparecen las manchas recuperando el tono uniforme de la piel. En segundo lugar, a medida que se realiza un mayor número de sesiones, se percibe una mejoría general en la calidad de la piel, consiguiendo un resultado natural y armónico.

Depilación o tratamiento del hirsutismo

El hirsutismo es la presencia de vello excesivo con estas características: grueso, pigmentado y mayor a 2 cm en áreas dependientes de andrógenos, como los labios, mentón, patillas o cuello. Es una de sus causas más comunes el síndrome de ovario poliquístico o herencia genética y puede llegar a afectar gravemente la salud mental de las mujeres que lo padecen.

Los tratamientos de IPL OptiLight están recomendados en pacientes con hirsutismo ya que actúa sobre la melanina. La luz intensa pulsada actúa sobre la raíz y el folículo piloso cuando la concentración de este pigmento es elevada. De esta manera, la luz incide sobre el folículo piloso calentándolo hasta destruirlo sin dañar la piel.

Los estudios realizados en este campo garantizan que los folículos destruidos no vuelven a aparecer, aunque siempre hay que tener en cuenta que en la piel hay muchos folículos inactivos que con el tiempo pueden generar nuevo vello.

Esta técnica es prácticamente indolora, diferenciándola así de los tratamientos con láser. Únicamente se tendrá una sensación de calor en la zona en la que se aplica. Por último, el número de sesiones necesarias puede variar en función de las características de cada paciente, aunque lo habitual es necesitar entre 5 y 8 sesiones para obtener una depilación definitiva.

Tratamiento de lesiones vasculares

OptiLight es uno de los tratamientos más eficaces a la hora de eliminar lesiones vasculares como angiomas, telangiectasias, microvarices, lagos venosos o cuperosis.

Estas lesiones vasculares tienen un importante componente genético, además de estar también influidas por factores como la edad, el sexo, el embarazo, los cambios hormonales o una vida sedentaria.

El objetivo de la IPL es alcanzar una suficiente temperatura para causar la coagulación del vaso sanguíneo, con la consiguiente destrucción y fibrosis. Esta tecnología emite una energía captada por la hemoglobina del vaso sanguíneo que provoca la destrucción de este, deshaciéndose así de la lesión vascular.

La sesión de OptiLight tiene una duración aproximada de 30 minutos, es prácticamente indolora y se observan resultados desde la primera sesión. Es frecuente que tras el primer tratamiento la piel presente un leve enrojecimiento, por lo que se debe evitar la exposición solar y aplicar protectores solares de alta intensidad.

Tratamiento de la rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel. Se trata de una afección común que causa rubor o enrojecimiento y vasos sanguíneos visibles en el rostro.

El tratamiento con OptiLight resulta uno de los más eficaces para combatir esta afección, pues la luz se absorbe por los pigmentos naturales del cuerpo como la melanina y la hemoglobina, presentes en el enrojecimiento de la piel. Ambos pigmentos convierten la energía de la luz del IPL en calor, eliminando las lesiones. Esto es debido a que las células que contienen melanina o hemoglobina, cuando reciben esta luz, se calientan y se destruyen en pocos segundos.

Con esta técnica se consigue eliminar manchas o rojeces sin dañar los tejidos de alrededor, por lo que resulta especialmente eficaz para tratar la rosácea no inflamatoria.

 

 

Si deseas más información sobre OptiLight, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales para analizar tu caso.

En la Clínica Medina en Tenerife contamos con los mejores profesionales de la oftalmología y de la medicina estética, quienes te ofrecerán una atención personalizada y de calidad.

Más post que podrían interesarte

TU CLÍNICA EN TENERIFE
En la Clínica Medina ponemos a tu disposición tratamientos especializados en oftalmología y medicina estética facial.
Contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.
PIDE UNA CITA