Categorías: Oftalmología

Los ojos son una de las partes primordiales del rostro, ya que son unos de los principales focos de atención cuando miramos a una persona. Por eso, si se produce alguna alteración en ellos puede producir molestias en la persona que lo padece, además de afectar a su autoestima de manera significativa.

La cirugía de párpados puede resolver las diferentes afecciones que sufren este tipo de pacientes y puede devolver la normalidad en su mirada. En este caso, la ptosis palpebral y la blefaroplastia comúnmente van ligadas entre sí, pero son procedimientos diferentes.

Ptosis palpebral

La ptosis palpebral es una afección del párpado superior que causa su caída e impide abrir los ojos con normalidad. Habitualmente es producido por una disfunción en el músculo elevador de los párpados que puede deberse a causas degenerativas de los tejidos o congénitas, siendo el paso del tiempo la causa principal.

La caída del párpado puede ser parcial o completa, es decir, puede cubrir solamente parte del ojo o cubrirlo en su totalidad bloqueando la visión, lo que puede provocar fatiga visual o dolores de cabeza.

En el caso de los niños es imprescindible tratar este tipo de afecciones y recurrir a un experto en oftalmología, ya que pueden impedir que su visión se desarrolle correctamente y provocar problemas como la conocida ambliopía u “ojo vago”.

Tipo de ptosis palpebral

Existen diferentes causas y tipos de esta afección ocular:

  • Ptosis aponeurótica: está causada por el envejecimiento y deterioro de los tejidos palpebrales, el músculo elevador del párpado pierde fuerza y provoca la caída del párpado. Es el tipo de ptosis más común.
  • Ptosis neurogénica: está causada por la falta de estímulos nerviosos que hacen mover y mantener el párpado elevado. Es el tipo de ptosis más común en los más pequeños.
  • Ptosis mecánica: está causado por la existencia de un quiste o tumor en el párpado superior, por lo que se produce una caída “mecánica”.
  • Ptosis miogénica: el músculo elevador del párpado superior no realiza bien su función, lo que impide que el párpado se encuentre en su posición normal.

Tratamiento de la ptosis palpebral

El tratamiento para esta enfermedad ocular es la cirugía, tanto en pacientes adultos como en niños. El procedimiento quirúrgico conseguirá elevar el párpado superior hasta su posición normal y lograr que se mantenga abierto.

La intervención se puede llevar a cabo utilizando diferentes técnicas, dependiendo de las causas y, por lo tanto, del tipo de ptosis que sufra el paciente. El procedimiento es, por lo general, poco invasivo y sin incisiones muy visibles.

Blefaroplastia

La blefaroplastia es un tipo de cirugía estética oftalmológica que se realiza con el fin de eliminar el exceso de piel y grasa en los párpados.

El paso del tiempo y el envejecimiento provocan laxitud cutánea y debilidad de los tejidos faciales. Esto provoca un aumento de la piel redundante y herniación del tejido graso de los párpados, tanto en los superiores como en los inferiores.  Esto ocasiona cejas flácidas, párpados superiores caídos y bolsas debajo de los ojos.

La intervención quirúrgica consiste en corregir el exceso de grasa y piel y reparar los músculos de los parpados inferiores y superiores para eliminar la flacidez y rejuvenecer la mirada.

Tipos de blefaroplastia

Existen diferentes técnicas para realizar una cirugía de párpados en función del problema que se quiera solucionar:

  • Blefaroplastia superior: consiste en realizar una incisión sobre el pliegue natural de párpado superior, y tiene como objetivo la eliminación del exceso de piel y grasa causada por el envejecimiento, obteniendo como resultado una mirada más descansada y rejuvenecida.
  • Blefaroplastia inferior: esta intervención tiene como objetivo eliminar el exceso de piel del párpado inferior. También se emplea para eliminar las bolsas de los ojos e incluso puede llegar a mejorar los surcos de las ojeras.
  • Blefaroplastia transconjuntival: este tipo de cirugía se emplea en aquellos pacientes que no tengan un exceso de laxitud en la piel o músculo de los párpados, generalmente pacientes jóvenes. Para realizar este procedimiento el cirujano realiza una incisión interna, en la conjuntiva de los párpados.
  • Blefaroplastia subciliar: este procedimiento se utiliza para reducir las bolsas de los párpados inferiores eliminando la grasa excedente de su interior y la principal diferencia con la blefaroplastia transconjuntival es que la incisión de este procedimiento se realiza debajo de la línea de las pestañas. Esta técnica permite corregir también el exceso de piel y la laxitud palpebral.

Principales diferencias entre la ptosis palpebral y la blefaroplastia

Aunque son cirugías similares, como hemos detallado en apartados anteriores, no requieren exactamente de la misma técnica.

La cirugía de blefaroplastia resuelve el exceso de piel, músculo y/o grasa. Por sí sola no soluciona un problema de ptosis palpebral, que únicamente se solucionará con una cirugía específica de ptosis.

Los procedimientos también son diferentes en ambas cirugías. Por un lado, la blefaroplastia consiste en una resección de piel y/o tejidos redundantes y, por otro lado, la corrección de la ptosis es un proceso reconstructivo y reparador del músculo.

La blefaroplastia es un procedimiento con fines únicamente estéticos, mientras que la cirugía para corregir la ptosis soluciona un problema oftalmológico.

Aunque son procedimientos distintos, pueden llegar a ser complementarios, si el paciente lo requiere, y realizarse los dos tipos de cirugía simultáneamente en una misma persona.

 

Recuerda que estos tratamientos deben ser realizados por profesionales en oftalmología y cirugía plástica ocular. Si deseas más información sobre la ptosis palpebral y la blefaroplastia ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales para analizar tu caso.

En la Clínica Medina en Tenerife contamos con los mejores profesionales de la oftalmología y de la medicina estética, quienes te ofrecerán una atención personalizada y de calidad.

Más post que podrían interesarte

TU CLÍNICA EN TENERIFE
En la Clínica Medina ponemos a tu disposición tratamientos especializados en oftalmología y medicina estética facial.
Contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.
PIDE UNA CITA