Los lóbulos de las orejas, que se han desgarrado por el uso continuo de pendientes, se pueden suturar mediante una lobuloplastia, una técnica quirúrgica sencilla que corregirá el agujero rasgado en el lóbulo. ¡Volverás a lucir tus pendientes preferidos!

¿Qué es una lobuloplastia?

La lobuloplastia es una pequeña intervención, cuya finalidad es mejorar el aspecto del lóbulo de la oreja cuando, por diversos motivos, se ha rasgado o alargado.

Se trata de una cirugía menor que se realiza de forma ambulatoria en la consulta (no es necesaria la hospitalización), con anestesia local, no suele presentar complicaciones y el paciente puede incorporarse a su vida cotidiana de inmediato.

Estos son los pasos del procedimiento de una lobuloplastia:

  • Primero se aplica anestesia local en una o ambas orejas.
  • A continuación, se realiza una pequeña incisión en la piel que rodea el agujero elongado. Se suele intentar hacer un zigzag para evitar que la cicatriz quede cerca del reborde del lóbulo y no se retraiga o se vuelva a desagarrar.

En el caso de lóbulos que han crecido con los años, se escinde una cuña de tejido en la que se incluye el agujero rasgado y se reconstruye el lóbulo disimulando la cicatriz.

Una lobuloplastia no dura más de 15-20 minutos por oreja.

  • A los 7-10 días de la cirugía se retiran los puntos y durante esos días se puede prescribir un tratamiento con antibióticos y antiinflamatorios para evitar que se infecte la zona.

El primer mes se recomienda mantener esa zona limpia y sin pendientes. Tras ese tiempo la cicatriz estará fuerte y el paciente podrá volver a abrir un orificio en la zona, ya que el tejido estará firme para soportarlo y aguantar el peso de los pendientes. Eso sí, puede ser recomendable que no sea en el mismo sitio en el que se produjo el desgarro, ya que podría pasar de nuevo.

Durante los primeros meses se deberá utilizar protección solar en el lóbulo de la oreja para que la piel cicatrice bien y no se enrojezca.

Por otra parte, en los casos con el lóbulo auricular flácido y sin volumen se podría devolver su turgencia mediante la infiltración de ácido hialurónico o la grasa del propio paciente.

Beneficios de una lobuloplastia

Las orejas juegan un papel importante en la armonía de nuestro contorno facial, además de ser una parte del cuerpo que mostramos continuamente.

Por tanto, con la lobuloplastia se consigue mejorar el desgarro y reducir el lóbulo de la oreja para mejorar la estética y armonía del contorno facial en su conjunto. La diferencia entre el antes y el después es muy notable. Los pacientes siempre quedan satisfechos.

Los resultados son rápidos, naturales y permanentes, no es un proceso doloroso ni tampoco deja cicatrices visibles.

¿En qué casos se recomienda una lobuloplastia?

La lobuloplastia o corrección de los lóbulos de la oreja rasgados se aconseja especialmente en los siguientes casos:

  • Corregir lóbulos rasgados

Con el paso del tiempo o por el propio peso de los pendientes, es común que el orificio se vaya alargando, sobre todo en aquellas personas que han llevado durante muchos años y sin descanso pendientes de materiales pesados, incluso para dormir. Los tejidos de la oreja van cediendo y cada vez serán más débiles.

Por otro lado, los tirones de pendientes, algo bastante frecuente en bebés y niños, también favorece que el agujero se haga más grande.

  • Cerrar piercing o dilataciones

La cirugía para cerrar dilataciones suele ser un poco más compleja que el desgarro común. Siempre se tratará de que el reborde del lóbulo permanezca intacto.

  • Reducir el tamaño de los lóbulos o modificar su forma

Con los años, debido a la atrofia de la grasa de esta parte de la oreja, se alarga el lóbulo.

  • Rejuvenecer el aspecto de las orejas

La lobuloplastia también está indicada para personas que presentan un lóbulo demasiado abultado, así como después de una cirugía de otoplastia o tras un lifting facial.

 

Si deseas más información sobre la lobuloplastia, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales.

En la Clínica Medina en Tenerife contamos con los mejores profesionales de la oftalmología y de la medicina estética facial, quienes te ofrecerán una atención personalizada y de calidad.

Más post que podrían interesarte

TU CLÍNICA EN TENERIFE
En la Clínica Medina ponemos a tu disposición tratamientos especializados en oftalmología y medicina estética facial.
Contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.
PIDE UNA CITA