Categorías: Oftalmología

Si tu hijo tiene molestias en los ojos, le pican o tiene muchas legañas podría tratarse de una conjuntivitis, una de las infecciones del ojo más frecuentes en niños. Te contamos más sobre la conjuntivitis infantil a continuación.

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es una infección y/o inflamación de la conjuntiva, la membrana ocular más superficial (una capa transparente que recubre el blanco del ojo). Es muy habitual en niños de cualquier edad, aunque también puede aparecer en adultos.

Produce enrojecimiento y secreción en la zona afectada, y causa incomodidad, lagrimeo, legañas, dolor y picor de ojos, entre otros síntomas.

Causas de la conjuntivitis

Normalmente, se suele transmitir de forma viral, pero también puede aparecer debido a alergias, bacterias, polen, humo del tabaco, cloro, contaminación, presencia de partículas y suciedad en el ojo, etc.

Una conjuntivitis puede producirse por el contacto directo de gérmenes que tenemos en la piel de la cara o de las manos, y/o por no extremar las medidas higiénicas y facilitar el contagio al otro ojo y a otros niños. También puede aparecer como consecuencia de una obstrucción del conducto nasolagrimal, que es una patología habitual en niños menores de un año.

Por tanto, una conjuntivitis puede ser de diferentes tipos, según lo que la provoque:

  • Si es vírica, genera una secreción acuosa que hace que el niño tenga los ojos pegajosos. Puede durar de 7 a 15 días.
  • Si es bacteriana, predomina la secreción amarillenta o verdosa y se forman costras en los párpados. Su duración suele estar entre los 7 y 10 días.
  • Si es alérgica, produce poca o ninguna secreción. El niño puede tener la sensación de ojos llorosos. Desaparecerá en unos días, tras eliminar la exposición a la sustancia que produce la reacción.
  • Si se debe a una obstrucción lagrimal, aparecería una conjuntivitis bacteriana de repetición, sobre todo asociada a procesos catarrales o de vías respiratorias altas.

Tratamiento de la conjuntivitis infantil

La conjuntivitis infantil suele ser leve y desaparecer por sí sola al cabo de unos días. Si no se observa mejoría en un par de días, es recomendable acudir a un oftalmólogo para que realice un diagnóstico e indique un tratamiento más específico.

Dependiendo del tipo de conjuntivitis que se padezca, el doctor prescribirá antibióticos, antiinflamatorios o antihistamínicos.

También es aconsejable acudir al especialista cuanto antes en caso de bebés o niños muy pequeños, ya que son especialmente susceptibles de padecer conjuntivitis y están más predispuestos a desarrollar complicaciones graves, si no se trata o si se hace de forma tardía.

Por otra parte, se aconseja limpiar y eliminar las secreciones con una gasa empapada en suero fisiológico, de manera suave, desde el lagrimal hacia el exterior del ojo. Se recomienda no utilizar algodón, ya que libera fibras que pueden quedar retenidas dentro del ojo. Es mejor aplicar toallitas húmedas específicas para la higiene ocular.

También se pueden usar compresas de agua tibia o fría para disminuir las molestias que producen la inflamación, el picor y el ardor.

Consejos para prevenir un contagio por conjuntivitis

Durante los primeros 10-12 días de infección, las conjuntivitis son altamente contagiosas, por eso es aconsejable seguir algunos consejos para evitar su contagio:

  • Se recomienda que el niño afectado no vuelva al cole o guardería ni a la piscina hasta que se haya curado por completo.
  • Mantener una buena higiene de manos con agua y jabón, y lavarse frecuentemente.
  • Usar toallas y fundas de almohadas de uso exclusivo para el niño con conjuntivitis. Asimismo, lavarlas por separado para evitar la contaminación.
  • Intentar que el niño no se frote ni toque los ojos.
  • Evitar compartir elementos higiénicos, como pañuelos de papel o colirios.
  • Con las manos lavadas, límpiale la secreción que produce el ojo y desecha el pañuelo o toallita que hayas usado. Cuando termines, lávate de nuevo las manos.

 

En la Clínica Medina en Tenerife tratamos las enfermedades oculares más frecuentes en la edad pediátrica. Ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales especializados en oftalmología, quienes te ofrecerán una atención personalizada y de calidad.

Más post que podrían interesarte

TU CLÍNICA EN TENERIFE
En la Clínica Medina ponemos a tu disposición tratamientos especializados en oftalmología y medicina estética facial.
Contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.
PIDE UNA CITA