El ácido hialurónico se ha convertido en una de las técnicas más demandadas en medicina estética facial al tratarse de un tratamiento muy efectivo para la recuperación del volumen del rostro, así como para la eliminación de líneas de expresión y arrugas.

Descubre en este post todas las aplicaciones faciales del ácido hialurónico, que realizamos en la Clínica Medina en Tenerife.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un compuesto que se encuentra de forma natural en el organismo (en la piel, cartílagos, tendones, ligamentos…), y es uno de los principales responsables en la elasticidad de la piel. Su principal función es la hidratación profunda, ya que tiene la capacidad de retener el agua.

Con el envejecimiento, el ácido hialurónico se va reduciendo en el cuerpo, y a partir de los 35 años se irá haciendo notorio su déficit, por lo que a los 50 años el nivel de ácido hialurónico habrá disminuido aproximadamente a la mitad. La piel pierde firmeza, elasticidad y volumen, y aparecerán las arrugas.

Ventajas del ácido hialurónico

Dentro de los rellenos faciales, el ácido hialurónico es el tratamiento estrella para lograr un rejuvenecimiento facial. Presenta muchas ventajas: es duradero, provoca escasas reacciones alérgicas y es eficaz, como veremos a continuación.

Hidrata en profundidad

Como hemos comentado, al tener capacidad para retener el agua, logra una hidratación profunda de la piel, manteniendo su firmeza, protegiéndola del sol, viento, etc., y retrasando su envejecimiento.

Equilibra la humedad

Además de hidratar, regula la humedad de la piel, en función del clima y los agentes externos, y hace que la piel se vea iluminada.

Reduce impurezas

Bloquea la sobreproducción de grasa, la cual obstruye los poros y genera la aparición de acné y comedones.

Estimula la regeneración celular

El ácido hialurónico estimula la producción de colágeno y elastina, favoreciendo la regeneración de las células de la piel. Esto mejora el estado general de la piel y aumenta su capacidad para reducir y prevenir las manchas que aparecen con la edad, así como los problemas de pigmentación.

Tersa la piel

Al estimularse la regeneración celular, el cutis se va tensando, se reafirman los contornos y se eliminan las arrugas. Por tanto, el uso de esta sustancia ayuda a mejorar, de forma considerable, la textura de la piel, y a reducir la flacidez.

 

Al tratarse de un componente natural, los riesgos de que el organismo lo rechace son mínimos. Por otra parte, es una técnica que puede ser reversible. Puede eliminarse, en casos necesarios, con un compuesto que lo deshace más rápidamente, si se desea revertir el tratamiento.

Aplicaciones faciales del ácido hialurónico

A continuación, te presentamos las principales aplicaciones del ácido hialurónico en el rostro.

Relleno de labios

Mediante la infiltración de ácido hialurónico en los labios se puede aportar hidratación, incrementar su grosor o volumen y resaltar el perfilado, todo ello de una forma natural.

Sus resultados son inmediatos y se aprecian en el momento.

   

Antes y después del tratamiento con ácido hialurónico en los labios en Clínica Medina

Como el ácido hialurónico también mejora la hidratación, este tratamiento es muy recomendable para aquellas personas tienen los labios deshidratados o agrietados, principalmente en los meses más fríos.

Al tratarse de un relleno temporal y reabsorbible por el organismo, sus efectos irán disminuyendo de forma gradual con el tiempo.

Su duración en el labio varía en función de cada persona, pero habitualmente permanece entre seis y doce meses, por lo que con una o dos sesiones al año sería suficiente.

Relleno de comisuras y líneas de expresión

Asimismo, el ácido hialurónico se puede utilizar para marcar el arco de cupido, corregir las asimetrías de la boca o eliminar las arrugas verticales de la zona superior del labio, conocidas como “código de barras”. Esto hace que el aspecto general del rostro rejuvenezca.

Realce de pómulos

Los pómulos son fundamentales para la armonía de la cara. La falta de volumen en pómulos y mejillas puede ofrecer un aspecto decaído.

Tras inyectar el ácido hialurónico se aporta volumen y mejora toda la piel que rodea tus mejillas.

Modelado de mentón y mandíbula

El relleno mandibular y de mentón también se puede realizar en personas con falta de mentón o atrofia del tercio inferior facial. El objetivo es agregar volumen perdido y recuperar o marcar la línea mandibular.

Este tratamiento es muy utilizado para conseguir una mejor apariencia del mentón, sin necesidad de un procedimiento quirúrgico.

Relleno de ojeras

Las ojeras causadas por la flacidez, o por la pérdida de elasticidad en la piel, y las ojeras más profundas por hundimiento se pueden tratar con rellenos de ácido hialurónico. Es un método poco invasivo y con efectos inmediatos que permite recuperar la luminosidad de la mirada.

Esta técnica está especialmente recomendada en personas que quieran mejorar la apariencia de cansancio y paliar los efectos del envejecimiento de manera efectiva y poco invasiva.

Tiene un resultado inmediato y se puede volver a la rutina al finalizar el procedimiento.

Antes y después del tratamiento de ácido hialurónico en las ojeras en Clínica Medina

Respectos a los efectos, habitualmente duran entre nueve y doce meses, aunque dependerá de cada persona.

 

Si deseas más información sobre los rellenos con ácido hialurónico, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales.

En la Clínica Medina en Tenerife contamos con los mejores profesionales de la Oftalmología y de la Medicina Estética Facial, quienes te ofrecerán una atención personalizada y de calidad.

Más post que podrían interesarte

TU CLÍNICA EN TENERIFE
En la Clínica Medina ponemos a tu disposición tratamientos especializados en oftalmología y medicina estética facial.
Contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.
PIDE UNA CITA